El Opus Dei y el alegato de riqueza y poder

En el Código Da Vinci se retrata falsamente al Opus Dei como enfocada en la riqueza y en el poder. La realidad es totalmente otra, ya que el Opus Dei está enfocado en ayudar a la gente a crecer en su fe y vivirla coherentemente en su vida ordinaria. Además el Opus Dei y sus miembros tienen una gran preocupación por los pobres, que es un elemento importante de la fe Cristiana.

Brian Kolodiejchuk, M.C., Postulador de la causa de canonización de la Madre Teresa: “El pobre, el enfermo, el abandonado eran las armas que (San Josemaría Escrivá) empleaba para ganar la batalla de conseguir que el Opus Dei caminase. En ambos casos, el del fundador del Opus Dei y el de la Madre Teresa, la raíz de este cometido se encuentra en la fe, que hacía ver a Cristo en cada persona”. De una declaración hecha febrero 27, 2002.

Cardenal Luciani (un mes antes de su elección como Papa Juan Pablo I ): “Los medios dan (al Opus Dei) mucha cobertura, pero sus informes son frecuentemente muy inexactos. La expansión, el número y calidad de los miembros del Opus Dei puede haber inclinado a algunas personas a imaginar que una búsqueda de poder o alguna disciplina de hierro aglutinan a los miembros. Actualmente el caso es lo opuesto: todo lo que hay es el deseo de santidad y animar a otros a la santidad, pero alegremente, con espíritu de servicio y gran sentido de libertad”. II Gazzetino (Italia), julio 25, 1978.

Cardenal John O´Connor: “Yo creo que es importante desvanecer la idea muy en boga, que limita en la calumnia, que el Opus Dei sólo le importa los ricos y los bien educados...Yo deseo que el mito sobre el Opus Dei pueda ser erradicado para siempre. Yo quiero ser claro a todos ustedes que yo considero que la Arquidiócesis de New York esta orgullosa de su presencia”. De una homilía en la Catedral de San Patricio, junio 26, 1998, siendo el Cardenal O’Connor Arzobispo de New York.

San Josemaría Escrivá: “El Opus Dei no tiene poder, y no quiere poder, sobre cualquier actividad temporal. Todo lo que quiere es extender el mensaje del Evangelio, a todo hombre que vive en el mundo, que Dios quiere que lo amen y lo sirvan en y a través de sus actividades seculares. De esto se sigue que los miembros del Opus Dei, que son cristianos corrientes, trabajen en donde sea y como quieran ellos. La única cosa que hace la Obra es ayudarles espiritualmente, de tal manera que siempre actúen con conciencia cristiana”. De una entrevista publicada el semanario Italiano, Osservatore della Domenica, Mayo 26, 1968, y republicado en Conversaciones con Josemaría Escrivá, Scepter Publisher, 2002.