Victoria, Pablo, Paco, y los amigos de Isidoro Zorzano

Isidoro Zorzano murió en Madrid en 1943, pero 73 años después, sigue haciendo amigos. Victoria, Pablo y Paco son tres personas con tres historias personales de que a Isidoro se le empieza pidiendo, y se le acaba metiendo en la propia vida como un amigo más.

Relatos y favores
Opus Dei - Victoria, Pablo, Paco, y los amigos de Isidoro Zorzano

"Isidoro suena a nombre antiguo, podría parecer distante, y, sin embargo, es mi mano derecha para la vida misma".

"Isidoro es una persona cercana".

"Isidoro es un amigo íntimo que siempre viene conmigo. La gente que me conoce cree que todavía vive, porque tengo en él mucha confianza y tiro de él para todo"

Victoria, Pablo y Paco viven en Madrid y son tres personas con devoción a Isidoro Zorzano. A los tres les llamó la atención su normalidad y su cercanía y le metieron en su vida como alguien de quien ir de la mano.

Victoria le conoció especialmente gracias a san Juan Pablo II. Siendo estudiante de Medicina le pidió a Isidoro el favor de remover el calendario de exámenes para poder estar en Roma. Y contra todo el pronóstico habitual de la burocracia universitaria, hubo victoria, y pudo vivir en la Ciudad Eterna aquel momento histórico. Ahora, dice, "nunca me falla".

Pablo tiene a Isidoro detrás de todo su curriculum vitae. Cada crisis laboral y cada salto profesional han ido acompañados de Novenas confiadas a Isidoro. Y, de momento, esos hitos se han superado con creces.

Lo de Paco es más de toda la vida. No hay más que ver el salvapantallas de su ordenador… Paco se sabe la estampa de Isidoro por delante y por detrás. Empezó pidiéndole mil cosas para sus hijos y ahora es un amigo íntimo de los que dejan una huella honda… a pesar de no haberse conocido…