Un amigo cerca de Dios

Breves relatos de favores que san Josemaría ha prestado desde el Cielo. El santo intercede ante Dios por quienes acuden a él ante alguna necesidad familiar, laboral, apostólica o personal.

Favores por su intercesión

Sol María Nava (Venezuela): En el tercer mes de embarazo tuve una hemorragia muy seria. Cuando el doctor me vio yo estaba muy nerviosa. Me preguntó si soy católica y al contestarle afirmativamente me regaló la estampa con la oración para pedir la intercesión del Fundador del Opus Dei. Me sugirió que la rezara con fe. Así lo hice todas las noches con tanta fe que un mes más tarde la hemorragia había desaparecido.

11 de mayo de 2007

J. R. (Alemania): Soy piloto en una compañía aérea alemana. Cuando tenía mi residencia fija en Frankfurt pedí un cambio a Düsseldorf, porque había encontrado una casa en esa ciudad para mi familia: mi mujer y el hijo que esperábamos. Parecía que todo marchaba bien y estábamos ya instalando la casa nueva cuando por razones de falta de personal me negaron el traslado. Hablé con un director y otro, pero nadie entendía mi problema ni se interesaba por mi situación. Ni siquiera el sindicato quería ayudarme. La única solución que me quedaba era dirigirme a San Josemaría y confiarle la dificultad. Y de repente todo el mundo se esforzó, encontraron una solución y pude mudarme como estaba previsto.

10 de abril 2007