Siempre me ha respondido

En cada situación difícil, en los momentos que más lo necesitaba, san Josemaría siempre estaba ahí.

Favores por su intercesión

Hace 4 años de un modo casual encontré la novena del trabajo. Por esa época me hice cargo del área técnica de una importante empresa relevando a una persona que parecía insustituible por la cantidad de años que había estado en el puesto. Empecé a rezar la novena diariamente y fui descubriendo cómo se resolvían las situaciones que enfrentaba. De hecho, desde entonces, hemos conseguido importantes logros y mejorado la gestión en muchos aspectos. Siempre que me he encontrado en una situación difícil he rezado a san Josemaría, pidiendo su intervención. Siempre me ha respondido. No tengo palabras ni sentimientos para dejar constancia de la inmensa ayuda que he obtenido de san Josemaría. Deseo aportar mi pequeña experiencia. Gracias, san Josemaría, continúo rezando cada día por mi familia y por todas las personas que lo necesiten.

J., España