Santuario Nuestra Señora Madre del Amor Hermoso

CañeteLa imagen de Nuestra Señora, Madre del Amor Hermoso, que se venera en Cañete, es un regalo de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, a la Prelatura de Cañete-Yauyos-Huarochirí en el año 1964.

La idea de regalar una imagen de la virgen surgió en el año 1962 por parte de San Josemaría, estando en Roma Mons. Ignacio María de Orbegozo, primer prelado de la Prelatura de Yauyos, quien participaba de las sesiones del Concilio Vaticano II.

Es una imagen de bulto hecha por el escultor español Manuel Caballero (ya fallecido), con la asesoría de San Josemaría, quien volcó todo su cariño al Perú en esta obra. Procuró conseguir diversas fotografías, así como diapositivas de mujeres de Yauyos, para que el escultor recogiera mejor los datos del color de la piel, de las trenzas y de los rasgos de la cara de las peruanas y niños de esta zona de la sierra peruana. Además, desde el Perú, se enviaron a Roma telas con los colores típicos y también postales y fotografías para facilitar el parecido.

La imagen llegó al Perú en noviembre de 1965 y se trasladó a una Ermita ubicada en el Seminario menor “Nuestra Señora del Valle” de Nuevo Imperial, en la provincia de Cañete, donde estuvo durante 26 años.

Durante la primera estancia del Papa Juan Pablo II en nuestro país, en Febrero de 1985, la imagen fue trasladada a la Nunciatura Apostólica (residencia del Papa durante su estancia en tierras peruanas) donde Juan Pablo II tuvo ocasión de bendecirla. La imagen de la virgen, Madre del Amor Hermoso permaneció allí durante toda la estadía del Santo Padre en nuestro país.

Santuario Nuestra Señora del Amor Hermoso.

Con la presencia de Mons. Luigi Dossena, Nuncio Apostólico de Su Santidad en el Perú en ese entonces, el 31 de mayo de 1991 la imagen se trasladó a su lugar definitivo: Un Santuario –al aire libre– construido a la entrada de San Vicente de Cañete, el cual puede albergar a miles de personas y al que se le añadió un hermoso retablo de madera tallada, de estilo colonial.

El lugar donde ahora se ubica el santuario, era originalmente un teatro donde se hacía la representación de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo durante la Semana Santa de cada año. Esta representación prosigue año a año.

La fiesta de la Virgen, Santa María, Madre del Amor Hermoso se celebra en San Vicente de Cañete el último domingo de mayo de cada año, a la cual asisten cada vez más personas del Valle y sus alrededores.

Copia de la imagen de la Virgen 'Madre del Amor Hermoso' que permanece en el Seminario Menor en Nueva Imperial, Cañete.

Por otro lado, una copia de la misma escultura de la Virgen “Madre del Amor Hermoso” permanece en el sitio donde estuvo originalmente esta imagen: el Seminario menor en Nuevo Imperial, lugar donde sigue siendo venerada por los alumnos y exalumnos del seminario, sacerdotes y la población del lugar.

La advocación Santa María, Madre del Amor Hermoso (Sancta Maria, Mater Pulchrae Dilectionis), fue escogida por San Josemaría para pedir a la virgen la virtud de la Santa Pureza, el amor limpio y casto que deben tener todas las hijas e hijos de María, solteros o casados, jóvenes y menos jóvenes. Es también una petición en favor de la familia y de los matrimonios para que conserven siempre la pureza y juventud del amor conyugal.

También conviene decir que el Amor Hermoso es el Niño Jesús, con quien los cristianos debemos procurar identificarnos.