Se ve que D. Chiqui quería que escribiera

Carlos relata varios favores de Don José María Hernández Garnica. Para "conseguir" el último y más importante le prometió que los escribiría... Y no tardó ni cuatro horas en que saliera.

Relatos y favores
Opus Dei - Se ve que D. Chiqui quería que escribiera Plaza de España (Sevilla)

Buenos días,

Quería escribir sobre una serie de favores que he obtenido por intercesión de D. José María Hernández Garnica.

Conocí de la existencia de D. Chiqui mientras estudiaba Ingeniería de Minas en la Universidad Politécnica de Madrid, por lo que al enterarme de que él también había sido Ingeniero de Minas, comencé a rezar su estampa habitualmente pidiéndole su intercesión cuando tenía exámenes y cosas así.

Desde el primer momento que empecé a rezarle me sentí ayudado por él en cada examen, hasta el punto que terminé la carrera a curso por año y eso que llevaba más de medio año perdido.

Estos favores pueden considerarse más fruto de la casualidad o de una mayor aplicación en los estudios por mi parte, pero siempre sentí la mano de D. Chiqui de fondo

Finalizando la carrera también le pedí que me encontrara un buen trabajo y justo el mismo día que presenté mí proyecto de fin de carrera, me hicieron una oferta de trabajo en Sevilla y empecé a trabajar la semana siguiente.

Estos favores pueden considerarse más fruto de la casualidad o de una mayor aplicación en los estudios por mi parte, pero siempre sentí la mano de D. Chiqui de fondo. Los favores que son más evidentes son los dos que cuento a continuación.

Ya en Sevilla, me movía en una motocicleta para ir al trabajo, puesto que el despacho se encuentra en la otra punta de la ciudad, hasta que un día la moto se estropeó sin remedio.

Me llegó la noticia de que el año anterior había ganado un premio por mi proyecto de fin de carrera y que por un error administrativo no me lo habían comunicado. Gracias a ese premio pude comprar el coche

Por necesidades de mi trabajo necesitaba un vehículo pero no tenía dinero para comprarlo, así que le pedí a D. Chiqui que intercediera y me solucionara el problema, puesto que perdía dos horas al día entre ir y volver y no llegaba a todo lo que tenía que hacer. A la semana de habérselo pedido, me llegó la noticia de que el año anterior había ganado un premio por mi proyecto de fin de carrera y que por un error administrativo no me lo habían comunicado. Gracias a ese premio pude comprar el coche.

Finalmente el último favor que quiero contar, es del que más agradecido estoy y el más evidente de todos. Ha sucedido este mismo mes de septiembre.

Hace dos días, por la mañana, recé una vez más la estampa y le prometí que si le conseguía trabajo antes de que acabara el mes de septiembre, escribiría todos los favores

Mi novia lleva varios meses buscando trabajo, y no conseguía ni siquiera que la llamasen para hacer entrevistas. Yo me he pasado todos esos meses rezando la estampa de D. Chiqui, y ni por esas. Así que hace dos días, por la mañana, recé una vez más la estampa y le prometí que si le conseguía trabajo antes de que acabara el mes de septiembre, escribiría todos los favores que me había hecho durante los últimos años. Pues bien, se ve que quería que los escribiera, porque a las cuatro horas de haberle prometido esto, llamaron a mi novia para una entrevista de trabajo, hizo la entrevista esa misma mañana, y antes de comer estaba contratada.

Así que cumpliendo la promesa que le hice, escribo todos estos favores y le agradezco enormemente su intercesión.